Orígenes de Koiki y su Compromiso con el Impacto Social y Ambiental

En el mundo empresarial, a menudo nos encontramos con figuras que no solo han creado empresas exitosas, sino que también han dejado un legado que ha inspirado a nuevos emprendedores a considerar el impacto social y el ambiental en sus desarrollos empresariales. 

Koiki fue creada a partir del trabajo de dos de ellas: Muhammad Yunus, pionero de los microcréditos, e Yvon Chouinard, fundador de Patagonia. Dos visionarios cuyas ideas han resonado más allá de los límites tradicionales de los negocios.

Muhammad Yunus y la Revolución de los Microcréditos

El profesor Muhammad Yunus, ganador del Premio Nobel de la Paz, desafió el status quo del sistema bancario al fundar el Banco Grameen y desarrollar el concepto de microcréditos. Su visión era simple pero poderosa: ofrecer pequeños préstamos a personas desfavorecidas, especialmente mujeres, para que pudieran iniciar negocios y salir de la pobreza. Este enfoque transformador demostró que la pobreza no era inevitable, sino más bien un problema de acceso a recursos financieros. Su trabajo inspiró a millones de personas en todo el mundo y sentó las bases para una nueva forma de pensar sobre el papel del dinero en la sociedad.

Yvon Chouinard y el Modelo de Negocio Responsable de Patagonia

Por otro lado, Yvon Chouinard, escalador y emprendedor, fundó Patagonia con la visión de crear una empresa que no solo fuera rentable, sino también ética y ambientalmente responsable. Desde sus inicios, Patagonia se comprometió a fabricar productos de alta calidad, minimizando su impacto ambiental y apoyando causas de conservación. Chouinard desafió la noción de que el éxito empresarial debía medirse únicamente en términos de ganancias, demostrando que una empresa podía prosperar al mismo tiempo que protegía al planeta.

La Creación de Koiki: Reparto de última milla que genera impacto y protege el planeta

Koiki es una empresa que fundó Aitor Ojanguren en 2015 con el objetivo de revolucionar la logística de última milla, desarticulando los patrones del transporte tradicional. De esta manera, Koiki crea un modelo de negocio que genera empleo entre personas de colectivos vulnerables y cuida el planeta. 

Al igual que Yunus y Chouinard, en Koiki creemos en las reglas de la economía, pero también creemos en que es posible utilizar esas reglas para generar un impacto positivo en la sociedad y en el planeta. Nuestro modelo de negocio se basa en situarnos cerca de las personas destinatarias, para ser capaces de hacer una entrega sostenible, utilizando métodos de transporte eco-friendly y creando oportunidades de empleo significativas para personas en riesgo de exclusión social. 

Creemos en el poder de los negocios para generar un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, y estamos comprometidos a seguir el ejemplo aquellos que innovan de manera responsable con su entorno. Por eso, cada día trabajamos para crear un futuro más sostenible y justo, uno donde las entregas no solo lleguen a tiempo, sino que también traigan consigo un cambio positivo para todos y todas.